C/ San Juan 22, 33210 Gijón | Tel: 984 282 666 - 609 848 490
Crecen las adicciones comportamentales

Crecen las adicciones comportamentales

La sociedad actual está generando un crecimiento importante de las adicciones, tanto a conductas, las llamadas adicciones comportamentales, como a sustancias. La sobreexposición a las nuevas tecnologías, un fenómeno creciente que puede llegar a generar adicción empieza a convertirse en una realidad a tratar.

El aumento del bienestar en nuestra sociedad y la tendencia desobreprotección en la educación de los hijos, tiene algunas desventajas. Losjóvenes de hoy en día, viven en la comodidad, sin necesidad de lucha, deafrontar los problemas, porque ahí están los padres para ayudarles a susperarcualquier adversidad. Este nuevo modelo de educación está generando unasociedad compuesta por jóvenes con un baja tolerancia a la frustación, una delas circumstacias que podría explicar el importante aumento de todo tipo deadicciones.  

Juego patológico

El juego patológico es la única adiccióncomportamental reconocida oficialmente en estos momentos por la OMS, por lotanto, es la más descrita y conocida por los profesionales de la salud.

La apuesta deportiva en línea es la forma más grave deadicción al juego, y aumenta a gran velocidad. En el juego en línea hechos comoque se pueda apostar con tanta facilidad (en cualquier lugar y hora, ycualquier tipo de juego); que pase tan poco tiempo entre la apuesta y elresultado y sobre todo su vinculación al deporte favorecen la adicción.

En general, hombres y mujeres comienzan a jugar porcuriosidad, para vivir nuevas emociones … se podría decir que internet haañadido un nuevo perfil de jugador. Antes eran sobre todo hombres, de más edady con pocos estudios, y el detonante solía ser la vivencia de una situaciónvital complicada.

Videojuegos

La adicción a los videojuegos afecta al 9% de las personas que juegan y ha sido incorporada por la OMS a la Clasificación Internacional de Enfermedades en la sección relativaa adiciones.

En la adicción a los videojuegos el patrón de juego es continuo, a veces se juega durante días seguidos sin dormir, o recurrente. Jugar pasa por delante de otros intereses y actividades diarias. La mayoría de jóvenes con adicción a los videojuegos tienen alrededor de los 20 años y poca conciencia de enfermedad. Empiezan a engancharse a los videojuegos en línea hacia los 12 años. Las relaciones sociales pasan a ser básicamente virtuales, y se entra en una espiral de aislamiento.

Algunos videojuegos cuentan lootbox, una especie de caja de sorpresas de donde se pueden obtener elementos de la apariencia del juego. La lootbox es de pago y la compra es a ciegas, o sea que entre los elementos que contiene tal vez no están aquellos que el jugador quiere: será necesario que continúe comprando para conseguirlos. Hay que tener en cuenta que hay videojuegos con decenas de millones de jugadores que disponen delootbox. Actualmente hay un debate abierto sobre si la incorporación de lalootbox equivale a introducir la semilla del juego de azar (gambling) dentro delos videojuegos. Lo podemos considerar un inicio a los juegos de azar?

Móviles, redes e internet

Aunque generar fácilmente conductas adictivas, la adicción al móvil en sí mismo no es muy frecuente. Pero hay que tener presente que el hábito de consultarlo cada pocos minutos repercute en la manera de recibir estímulos del exterior y de procesarlos. Hace que fijarse en un sola cosa durante un rato pueda convertirse en algo pesado. La capacidad de concentración y la memorística pueden disminuir, lo que puede afectar la capacidad de estudiar.

Para la gran mayoría de adolescentes, el uso principal del móvil es social. Su interés se centra en las redes sociales. En la mayoría de países europeos la edad legal para abrir un perfil es la de 14 años. Las redes nos hacen sentir integrados y valorados a nivel social, pero a veces un abuso puede hacer cruzar sigilosamente una frontera peligrosa y convertirse en un problema: aparece la angustia y el sufrimiento si la persona en el otro lado no responde el mensaje , o lo ha leído y no lo responde, por ejemplo, o cuando nuestro número de followers, suscriptores o likes no aumenta como quisiéramos.

Las redes sociales se asocian al éxito y al reconocimiento social, y en ellas la idealización juega un papel importante. 

Youtube ha sustituido la televisión como medio de comunicación de masas, sobre todo entre los jóvenes, es el lugar con más tráfico, detrás de Google y Facebook. Pero, de acuerdo con estudios de la Royal Society of Public Health de la Universidad de Cambridge, Instagram es la red más adictiva.

Cuando preocuparse

No vamos bien cuando sentimos que necesitamos vivir constantemente conectados; notamos que nos cuesta mucho dejar estar el videojuego o las partidas de aquel juego de ordenador no las acabaríamos nunca; necesitamos siempre el móvil, el”necesitamos” para “conectar” y para evitar la ansiedad cuando estamos tristes o sentimos soledad … nos hace estar siempre pendientes de si es suficiente cobertura y batería, al tiempo estamos descuidando las relaciones sociales relevantes , familia y amigos, y las obligaciones cotidianas.

Si te sientes identificado con lo descrito anteriomente o conoces algún amigo o familiar que puede padecer este problema, ponte en manos de un profesional.

Fuente: Generalitat de Catalunya

Cerrar menú