C/ San Juan 22, 33210 Gijón | Tel: 984 282 666 - 609 848 490
El alcohol, la droga legal que mata

El alcohol, la droga legal que mata

Una de cada diez muertes es consecuencia del consumo de alcohol

El alcohol es la primera causa de muerte y enfermedad a nivel mundial y está relacionado con hasta 1 de cada 10 muertes de personas entre 15 y 95 años. El alcohol mata poco a poco, pero los datos que existen sobre su alcance tan solo representan la punta del iceberg.

En un nuevo artículo de la revista The Lancet, el más grande realizado hasta el momento, el consumo de alcohol está relacionado con hasta 2,8 millones de muertes cada año en el mundo. Unas cifras a partir de las cuales los autores concluyen que no existe un consumo seguro de alcohol que compense todos los efectos adversos producidos por esta sustancia.

El alcohol, un peligro de salud pública

Para este nuevo metanálisis se han analizado los datos recopilados por más de 600 estudios realizados entre 1990 y el 2016. Un enfoque mucho más amplio respecto a las investigaciones tradicionales (normalmente centradas en áreas geográficas y ventanas temporales más reducidas) que ha permitido analizar este fenómeno con una mayor perspectiva. De ahí las conclusiones tan contundentes alcanzadas por el estudio: el alcohol supone un peligro para la salud pública.

Algunos estudios previos habían relacionado el consumo leve o moderado de alcohol con algunos efectos beneficiosos para la salud. Es el caso de, por ejemplo, las presuntas bondades de una copa de vino para cuidar del corazón. Unos datos que, de acuerdo con los autores de este nuevo estudio, no serían «estadísticamente significativos» y que, además, aun pudiéndolo ser no compensarían los otros efectos adversos para la salud.

La única cantidad segura de alcohol es cero

Los datos del estudio sugieren que una de cada tres personas consume alcohol, lo que en escala global equivaldría a unos 2.400 millones de personas en todo el mundo. Entre estas destacan el 37% de las mujeres (900 millones) y el 63% de hombres (1.500 millones de hombres). Unas cifras que equivalen a un consumo diario de 0,73 bebidas alcohólicas para las mujeres y 1,7 para los hombres.

Con la mayor evidencia recolectada hasta la fecha, este estudio hace que la relación entre la salud y el alcohol sea clara: el consumo de bebidas alcohólicas causa una pérdida sustancial de salud, en innumerables formas, en todo el mundo, por lo que los investigadores alertan de la necesidad de revisar de forma urgente las políticas enfocadas al consumo de bebidas alcohólicas, a través de las cuales debería enviarse el mensaje de que la única cantidad segura de alcohol es cero.

 

Cerrar menú